ESPAÑOL / ENGLISH

Santiago presenta una serie de comunas periféricas desde las cuales diariamente
se desplazan miles de personas hacia sus lugares de trabajo, normalmente
ubicados en los sectores más centrales de la ciudad.
Los habitantes de estas comunas deben trasladarse grandes distancia, lo que
implica una gran inversión de tiempo de desplazamiento, dependiendo del lugar
de origen del viaje puede variar desde 45 hasta 2 horas y más.
Esta pérdida del tiempo personal en función del desplazamiento, junto a las
agotadoras jornadas laborales lesiona la convivencia familiar, el intercambio
con otros miembros de la comunidad y la calidad de vida de las personas.
La estructura tradicional de la ciudad y sus nuevas urbanizaciones periféricas no
reconoce esta condición de temporalidad en las rutinas diarias. Se organiza
principalmente en función de optimizar la conectividad y el desplazamiento a
nivel urbano, por sobre el desarrollo de estructuras y organizaciones que
recojan las diferentes necesidades de intercambio y de vínculo social de sus
habitantes.

volver