ESPAÑOL / ENGLISH

Se propone generar un Parrón Vegetal sobre cada uno de los mercados de La Chimba, buscando convertir el barrio en un área verde y limpia. Bajo su alero se reorganizan la diversidad de actividades que desde siempre han convivido, incorporando ahora nuevas infraestructuras que apuntan a actualizar el estándar de su funcionamiento, generando las bases para que La Chimba pueda recuperar el rol que históricamente ha tenido como el principal centro de abastecimiento de todos los estratos sociales de la ciudad.

La propuesta no interviene en las dinámicas económicas y sociales construidas durante años por los locatarios. Se mantiene el esquema tradicional de compra venta al interior de la Vega Central, la Vega Chica y la Pérgola de las Flores y su consecuente relación con el usuario, considerando esto como la base del patrimonio que diferencia a La Chimba de otros núcleos comerciales de Santiago.

Así, el proyecto se concentra en dotar de la infraestructura necesaria para un funcionamiento limpio, seguro, aireado, tranquilo, expedito y fresco. Se desfasan y se descongestionan en múltiples niveles la complejidad de las actividades y funciones que se sobreponen en un mismo espacio y nivel.

volver